Ya sabéis que en nuestros Boletines y Blog, intentamos manteneros al día de nuestra información y actividades, pero hay ocasiones en las que hacemos un paroncito para observar nuestro alrededor, valorar la situación y poder actuar a conciencia.

Corren tiempos inciertos desde que empezó la guerra entre Rusia Y Ucrania. Lo cierto es que podríamos remontar esta incerteza a hace dos años, donde empezó la pandemia del covid19; desde entonces la gente parece que ya no vive, sino que, sobrevive.

Ahora con la subida de la electricidad, carburantes, materias primas escasas, huelgas de transporte…la incertidumbre vuelve a asolar a las personas y actúa de manera alarmante. 

Veamos porque…

Nuestro cerebro mamífero anda constantemente en busca de la paz, harmonía y rutina, ya que eso nos aporta lo que mas precisa: SEGURIDAD

La inseguridad, crea en nuestro cerebro un estado de alerta y activa la hormona CORTISOL, esta regula entre otras cosas:

* El metabolismo, de los carbohidratos, las grasas y las proteínas. O sea, que dependiendo de los niveles de cortisol es como tu cuerpo maneja el uso de todo lo que comes. 

* Regula los niveles de inflamación en tu cuerpo.

* Controla tu presión sanguínea.

* Equilibra los niveles de azúcar en la sangre (glucosa).

* Controla tu ciclo de sueño y vigilia.

* Eleva la energía para que puedas manejar el estrés.

* Ayuda a equilibrar la sal y el agua del cuerpo.

* Contribuye con la memoria y la concentración.

Un exceso de cortisol puede alterar todas las funciones anteriores. Cuando el estrés se convierte en crónico, los niveles de cortisol se mantienen siempre altos, lo que equivale a decir que nuestro cuerpo está en un estado de lucha o pelea interna y todos los sistemas, indispensables para la supervivencia, no funcionan como deberían. 

Ahora que ya conocemos un poco más sobre como actúa nuestro cerebro, podemos empezar a mantener el control sobre él. 

Primero que nada:

BUSCAREMOS VÍAS DE ESCAPE MENTAL

(meditación, yoga, pilates, mindfulness…) para controlar el cortisol y procurar activar la oxitocina (hormona de la felicidad) si queremos mantenernos serenos y ¡MANTENER NUESTRA LACTANCIA!

Segundo consejito:

HACER UNA PEQUEÑA DESPENSA

Si, parece que la gente se vuelve majara llenando carros en el súper…pero hay que mantener la calma y buscar ir a la compra en horas donde no haya tanta gente (a mediodía suele ser buena) y aparte de nuestra compra diaria/semanal, adquirir algunos productos básicos no perecederos (ricos en carbohidratos y no muy salados) que podamos guardar en nuestra despensa “por si acaso”. 

Recordad simplificar vuestra compra a aquello que no podáis solucionar con autosuficiencia.

El papel de wc, no es necesario teniendo una toalla, agua y pastilla de jabón… jejeje

Tercer consejo:

HACER UN CONSUMO CONSCIENTE

Seguro que puedes ahorrar viajes en coche innecesarios, uso máximo de la luz del sol, baños o duchas que puedan acortarse, cocinar en hornos o usar aparatos electrónicos de alto consumo eléctrico…

¡Inculcar a nuestro peques estos bueno hábitos, puede que cambien el futuro!

La idea es que dejemos nuestro “estado de confort” salgamos de esa dulce comodidad y nos preparemos para hacer un hogar y una vida lo más autosuficiente posible y así estar listos para actuar a lo que pueda venir.

Con calma y serenidad afrontaremos los retos con más eficiencia y los resultados serán más satisfactorios.

Esperamos que estos consejos os puedan ayudar y recordaros que seguimos a vuestro lado para ayudaros en el camino de la ma/paternidad.

Equipo Belly&Baby

0
    0
    MI CARRITO
    Mi carrito está vacio