Familias que apostáis por Calzado Respetuoso para vuestros bebés

por | Nov 5, 2022 | 0 Comentarios

Ana Royo

Especialista y certificada en Listas de Nacimiento, Asesora de portabebés, Asesora de lactancia, Pañales de tela, Sistemas de Retención Infantil (SRI), Baby Led Weaning (BLW), masaje infantil, defensora de la lactancia materna, y la orgullosa fundadora de Belly&Baby

Si nos vais siguiendo en nuestro Blog y RRSS sabréis que siempre recomendamos que los peques vayan DESCALZOS el máximo tiempo posible y más adelante veremos el porqué.

Porque vamos a ver…

¿Qué necesidad tiene un bebé que no anda de usar zapatos?

Tenemos esa necesidad imperiosa de adquirir calzado para nuestro bebé incluso antes de que nazca y eso sabemos que es debido a la necesidad de consumismo incontrolable a la que nos somete la sociedad, mediante campañas publicitarias y creencias que no respetan para nada las necesidades vitales de nuestros hijos.


Así que madres/padre/cuidador que nos estás leyendo, pregúntate lo siguiente:

¿Los necesita realmente? ¿Qué beneficios fisiológicos le aporta?

Permíteme que te responda a las dos preguntas: NO y NINGUNO y ahora te cuento el porqué.

Los pies de nuestros peques es una de las partes de su cuerpo más compleja.

Estás formados por 26 huesos, más de 100 músculos, 33 articulaciones, un montón de ligamentos, nervios y vasos sanguíneos.

Todo ellos nos es útil para que podamos caminar y sostenernos de pie, pero es que además nos ofrecen una información muy valiosa:

Información propioceptiva: nos informan de cómo estamos colocados, la postura que adoptan nuestras piernas y espalda, el equilibrio, etc.
Información exteroceptiva: nos informan de las características del suelo donde estamos como su temperatura, su forma, textura, etc. 

Además, los pies de los bebés son muy diferentes a los de los adultos:

  • La parte delantera es más ancha y el talón más estrecho, y los dedos de los pies a menudo son curvados.
  • Hasta los 8 o 9 meses tienen una sensibilidad táctil exteroceptiva mucho más fina que la de la mano.
  • Los huesos son mucho más blandos y flexibles.

Cuando empiezan a ponerse en pie van perdiendo esa sensibilidad táctil exteroceptiva y van ganando en una más profunda, la sensibilidad propioceptiva. Esta última, con el tiempo se encargará de informar al cerebelo sobre la posición del cuerpo.


¿Entiendes ahora la necesidad de caminar descalzos para que podamos ofrecer

un correcto desarrollo del pie?

Claro, en verano es genial, pero cuando llega otoño-invierno, muchas familias nos preguntan…

¿Y que pasa cuando llega el frío?

Podemos usar un calcetín más gordito o más fino, según necesitemos y si vuestro bebé ya empieza a gatear o a ponerse de pie los podéis usar con antideslizantes que son ideales.

Vamos a dejaros un pequeño resumen de como respetar el desarrollo fisiológico del pie de vuestro bebé para las diferentes etapas:

Etapa de “no gateo” Si no hace frío pies descalzos, si hace frío voy a usar un calcetín fino o gordito, según precise evaluando la temperatura ambiente y sin olvidar que los bebés tienden a tener manos y pies más fríos que el resto del cuerpo y eso no es sinónimo de que tengan frío.

Etapa de “gateo y ponerse de pie” En esta etapa si estamos en casa o en un lugar seguro (que no puedan dañarse los pies) podemos seguir con los pies descalzos, ¡lo mejorcito forever para ellos! En el caso que tengamos que proteger los pies en interiores o por frío podemos usar calcetines con antideslizantes para procurar que tengan un punto de apoyo a la hora de gatear, ponerse de pie, etc.

En el caso que vayamos por exteriores o en lugares no muy seguros para sus pies, optaremos por un calzado del tipo “calcetín + suela antideslizante” como las Attipas o Banannas que son ideales para los primeros pasos.

Etapa de “marcha semidefinida” Atención a semidefinida, recordemos que un bebé cuando empieza a andar, no podemos decir que ya tiene una marcha definida hasta alrededor de los 15 – 18 meses y siempre dependiendo de su desarrollo. Por tanto en esta etapa podemos seguir tan ricamente combinando el ir descalzo en interiores o exteriores seguros o bien calcetín antideslizante y en exteriores no seguros podemos seguir usando Attipas o Banannas hasta que os apetezca (recordad que Attipas tiene tallas hasta la 25,5) o combinar con calzado respetuoso que reúna las siguientes características:

  • Materiales transpirables
  • Horma ancha y redondeada
  • Suela lo más flexible posible
  • Tobillo libre o con libertad de movimiento
  • Ligeros
  • Sin puente interior
  • Talla Correcta

Y muy muy importante, no usar calzado que haya llevado otro bebé/niño, ni siquiera entre hermanos ya que cada uno tiene una pisada distinta y suelen deformarse para coger la forma del pie, con lo cual, pueden ser perjudiciales para los peques que empiezan a caminar.

Con toda esta información, ahora si puedes decidir permitir que tu peque pueda tener un buen desarrollo muscular y motriz y caminar, correr, saltar… en total libertad de movimiento.

Cualquier duda respecto al calzado, puedes contactar con nuestras expertas y que te recomienden la mejor opción para tu peque.

Equipo Asesoras de Crianza Respetuosas – Belly&Baby

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

Beneficios de los zapatos respetuosos para niños

Beneficios de los zapatos respetuosos para niños

Descubre la excelencia en calzado infantil con nuestros zapatos respetuosos para niños. Diseñados con calidad, comodidad y estilo, cada par es una inversión en el bienestar y desarrollo saludable de tus pequeños. ¡Cuida sus pasos con elegancia!

0
    CARRITO
    Mi carrito está vacioVolver a la tienda
    Abrir chat
    💬 ¿Necesitas ayuda?
    Hola 👋
    ¿En qué podemos ayudarte?