Desarrollo de [email protected] niñ@s de hasta 3 años

Desarrollo cognitivo y psicomotor

Un elemento clave  de este desarrollo es el movimiento de las manos. A través de ellas, pueden descubrir la textura de los objetos, sus distintas formas y lo que se puede hacer con ellos. La utilización de las manos requiere coordinación óculo-motriz; para coger objetos hay que mirarlos y este hecho contribuye al desarrollo de su inteligencia.

Todo el progresivo control de manos y brazos hará posible que los niños se muevan con mayor soltura, el control postural les permitirá andar a gatas y trepar. Entre los 12 y los 18 meses, los peques pasarán de gatear a dar los primeros pasos. Más adelante serán capaces de subir escalones. Una correcta atención temprana permite que desarrollen estas capacidades con mayor precisión.

Desarrollo afectivo y de socialización

En esta etapa niños y niñas descubren su identidad; se van dando cuenta de que tienen características particulares que los diferencian de los otros. Además, comienzan a mostrar ciertas conductas sociales, como intercambiar ciertas cosas con sus compañeros, prestar atención cuando los llaman o cuando hablan con ellos.

El aprendizaje de las normas sociales será determinante en la relación que el/la niñ@ establezca con las “figuras de apego”. Debemos tener presente que acompañarlos con comprensión y cariño no está reñido con la autoridad que los niños necesitan.

Desarrollo del lenguaje

Lo habitual es que sean palabras como “papá” o “mamá” las primeras que empiecen a utilizar, además de aquellas otras palabras sencillas con las que consiguen lo que quieren como “pan”, “agua”, “tete”. A partir del año y medio suelen combinar dos palabras formando una breve frase: su nivel de comprensión de va incrementando. También señalan y reconocen partes del cuerpo, así como reconocer objetos que utilizan o ven habitualmente.

Para que se produzca un correcto desarrollo del lenguaje es fundamental asegurarnos de que el pequeño haya adquirido una correcta comprensión de las palabras que emplea y que ha escuchado repetidamente con anterioridad. Es conveniente realizar con ellos actividades que fomenten la expresión, como los cuentos, canciones, juegos…

Cuidados de los niños de 0-3 años

Control de esfínter

El momento en que los niños empiezan a controlar esfínteres no es en absoluto uniforme, varía mucho de unos niños a otros, y depende fundamentalmente de su grado de madurez. Algunos se dan cuenta muy precozmente de que están sucios y lo hacen saber a su manera. Alrededor de los dos años, algunos niños pueden verbalizar esta situación. 

Masajes

Los masajes correctamente realizados pueden ser de gran ayuda y estímulo para niñas y niños, ya que producen una serie de beneficios bien conocidos entre los que podemos destacar los siguientes:

  • Relajación del sistema nervioso, contención de conductas agresivas
  • Desarrollo intelectual
  • Estimulación del cerebro
  • Reducción del estrés- Los niños están más tranquilos y receptivos
  • Desarrollo emocional y afectivo
  • Mayor sensación de seguridad
  • Estímulo de las emociones, las relaciones y del lenguaje corporal
  • Desarrollo de la expresividad y la creatividad

Dentición

A lo largo del proceso de la dentición, los niños no lo pasan bien, tienen momentos de bastante molestia e incluso dolor; para hacer más llevadero este proceso, es conveniente darles un mordedor, y si es posible congelado, que le aliviara las molestias de las encías.
Por otra parte suelen tener mucha más salivación, flemas y caquitas más sueltas lo que provocará irritación en el culete. Esto se puede tratar con cremas específicas y dejándoles en algún momento del día sin pañal para que les de el aire y se facilite el proceso de secado.

Los juguetes

Los juguetes son una herramienta importante que puede ser utilizada, con muy buenos resultados, para favorecer el correcto desarrollo. Hay que tener ciertas precauciones a la hora de elegir juguetes, como por ejemplo optar por juguetes que que contribuyan al desarrollo de habilidades sociales.
Es muy importante que sean adecuados a las edades de los pequeños y que cumplan con las normas de seguridad y calidad europeas. También es bueno que ofrezcan distintas posibilidades de juego, para que puedan satisfacer las muchas expectativas de los niños.
Además debemos evitar darles muchos juguetes para que no se cansen de los mismos y además contribuir a que valoren y disfruten más.

Jugar con otros niños e incluso con adultos ayuda de una mera considerable al desarrollo del lenguaje, y también a la mejora de los procesos cognitivos, sociales y emocionales. Intercambiando juguetes o intercalando distintos juegos en los que se comuniquen con los demás, sin darse cuenta, están desarrollando el lenguaje a través de sus “diálogos”, y la habilidad para relacionarse con el entorno.

Rutinas

Los niños necesitan un orden, unos puntos de referencia para el funcionamiento en e día a día. Así será posible que vayan adquiriendo los hábitos necesarios de sueño, alimentación e higiene. Estos hábitos facilitarán la orientación espacio-temporal que les permitirá saber cuándo y dónde tienen lugar las diversas actividades.

Alimentación

Es necesario señalar que cada niño tiene su propio ritmo para aprender a masticar. Lo importante en esta etapa que empezamos la AC (alimentación complementaria) es que la comida contenga tropezones, que les exijan ejercitar poco a poco la mandíbula. Al principio, las comidas serán más blanditas, incluso aquellas cuyo principal alimento sea la carne. No importa que apliques BLW (baby led weaning), troceado o triturado, lo importante es que ofrezcas una dieta variada, atractiva y con seguridad, para que el niño/niña experimente, disfrute y aprenda comiendo.

Sueño

Para un buen descanso, conviene tener presentes las siguientes recomendaciones:

  • La hora de irse a la cama debe ser siempre la misma, y se deben seguir las mismas pautas cada noche (música suave o un cuento)
  • Los adultos debemos hacer del momento de irse a dormir un periodo de transición tranquilo y agradable para el niño
  • El colecho, facilita el descanso a madres/padres y niñ@s, favoreciendo el apego
  • El/la niñ@ puede dormir en la cama de los padres (colecho) hasta que así lo decidan ambas partes

Podemos resolver todas tus dudas con una Asesoría de Crianza o en nuestros Grupos de apoyo, ¡contacta con [email protected]!

0
    0
    MI CARRITO
    Mi carrito está vacio