EL MECONIO: CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

por | Nov 23, 2021 | 0 Comentarios

Ana Royo

Especialista y certificada en Listas de Nacimiento, Asesora de portabebés, Asesora de lactancia, Pañales de tela, Sistemas de Retención Infantil (SRI), Baby Led Weaning (BLW), masaje infantil, defensora de la lactancia materna, y la orgullosa fundadora de Belly&Baby

¿Qué es el meconio?

El Meconio es la primera evacuación del bebé, es una sustancia viscosa y de color negro verdoso. Se compone de líquido amniótico, moco, bilis y células de la piel y el tracto intestinal. Se expulsa en las primeras 24 horas de vida.

El meconio se forma a partir de desechos adquiridos en el útero para mantener el líquido amniótico limpio y sano.

Su presencia es un proceso natural en el nacimiento y su expulsión es fundamental para la salud del recién nacido.

Formación del meconio

El meconio se forma a partir de desechos que el feto ha adquirido de forma natural en el útero, almacenándolos en el intestino para mantener el líquido amniótico limpio y saludable. Desde las primeras etapas de gestación, el cuerpo del bebé va generando estas sustancias que componen el meconio.

Composición del meconio

  • Líquido amniótico
  • Moco
  • Bilis
  • Células de la piel y del tracto intestinal

Estos componentes se mezclan para formar una sustancia viscosa, pegajosa y de color negro verdoso, característica del meconio. Su composición es esencial en el proceso de nacimiento y desarrollo del bebé.

¿Cuánto tarda un bebé en sacar el meconio?

El meconio se va expulsando en varias deposiciones durante las 48 horas posteriores al nacimiento.

¿Qué es el meconio?

¿Qué pasa si el bebé aspira el meconio?

En algunos casos, el bebé comienza a expulsar el meconio cuando aún está en el útero. Esto puede suceder cuando los bebés están bajo estrés, como por ejemplo cuando disminuye el  suministro de sangre y oxígeno.

A esta condición se la conoce como «síndrome de aspiración del meconio». Esto sucede en el 10 % de los nacimientos y por lo general, en bebés nacidos a término (37 a 41 semanas de embarazo) o postérmino (después de las 42 semanas) (1).

Una vez el meconio pasa al líquido amniótico el bebé puede aspirar y pasarlo a los pulmones. El meconio también puede bloquear parcial o totalmente las vías respiratorias del bebé quedándose pegado a las paredes de dichas vías y dificultando la respiración.

El meconio aspirado dentro de los pulmones también puede causar la inflamación de estos (neumonía) y aumentar el riesgo de infección (2).

Causas de la aspiración de meconio

Este síndrome puede causar problemas respiratorios en el bebé después del nacimiento. No se sabe cuál es la causa exacta, puede ser un evento natural, pero se ha relacionado con el sufrimiento fetal. Esto último puede ser provocado por alguna complicación durante el embarazo, como una infección o por dificultades durante el parto.

Hay algunos factores de riesgo que pueden causar estrés en el bebé antes de nacer y hacer que expulse el meconio antes del parto. Entre ellos los siguientes.

  • El envejecimiento de la placenta si el parto se retrasa mucho.
  • Disminución de oxígeno al bebé mientras está en útero.
  • Si la embarazada es diabética, fumadora, padece alguna enfermedad respiratoria o cardiovascular crónica (3).
  • Parto difícil o trabajo de parto prolongado.
  • Hipertensión arterial en la mujer.
  • Problemas con el cordón umbilical.
  • Escaso crecimiento intrauterino.

Un parto prematuro no tiene porque ser un factor de riesgo. De hecho, el síndrome de aspiración del meconio es muy poco frecuente en bebés de menos de 34 semanas.

Síntomas de la aspiración de meconio

Los síntomas de la aspiración de meconio pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Entre los más frecuentes están los siguientes (4):

  • Color de piel azulado en el recién nacido (cianosis).
  • Dificultad para respirar, el bebé tiene que esforzarse mucho.
  • No respirar o respiraciones rápidas.
  • Flacidez en el bebé al nacer.
  • Baja puntuación en la escala Apgar (es una prueba que se le realiza a todos los recién nacidos y se les evalúa el color, la frecuencia cardíaca, los reflejos, el tono muscular y la respiración).

Tratamiento

Si se encuentran restos de meconio en el líquido amniótico puede que el bebé necesite unos cuidados especiales durante las primeras horas de vida. En ocasiones el bebé está activo y llorando, en estos casos por lo general, no hace falta tratamiento.

El médico determinará el tratamiento específico para cada bebé teniendo en cuenta lo siguiente:

  • La cantidad y densidad del meconio.
  • El tiempo que el bebé ha estado expuesto.
  • El grado de dificultad respiratoria.

Después del parto el equipo médico puede colocar un tubo en las vías respiratorias del bebé para aspirar el meconio, esto se puede repetir varias veces.

Si el bebé no está respirando o tiene una frecuencia cardíaca baja, se le puede poner una mascarilla de oxígeno que le ayudará a inflar los pulmones.

El bebé puede estar en la sala de cuidados especiales o intensivos hasta que mejore, para controlar su evolución de cerca.

Pronóstico

En la mayoría de los casos, el pronóstico es bueno y no hay efectos en la salud a largo plazo. Sin embargo, los problemas respiratorios pueden ser graves, aunque suelen desaparecer entre 2 y 4 días después del nacimiento del bebé, pero la respiración rápida puede continuar algunos días más. Además, el bebé puede necesitar ayuda para respirar, como por ejemplo mascarilla de oxígeno.

Aunque este problema suele mejorar a los pocos días, la aspiración de meconio severa y los problemas respiratorios que provoca, pueden causar la muerte en un pequeño número de bebés.

Referencias

(1) http://www.stanfordchildrens.org/en/topic/default?id=meconium-aspiration-90-P02384
(2)http://www.merckmanuals.com/home/childrens_health_issues/problems_in_newborns/meconium_aspiration_syndrome.html
(3)http://www.facemama.com/enfermedades-bebe/aspiracion-de-meconio.html
(4) http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/001596.htm

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

¿Qué es el meconio? Todo lo que debes saber

¿Qué es el meconio? Todo lo que debes saber

¿Sabías que la prevención y tratamiento adecuados del meconio en los recién nacidos pueden marcar la diferencia entre la salud y las complicaciones graves? Nuestra guía especializada te brinda el conocimiento necesario para proteger a tu bebé desde el primer aliento.

¿Cuántos pañales gasta un recién nacido?

¿Cuántos pañales gasta un recién nacido?

Los recién nacidos suelen necesitar entre 8 y 10 cambios de pañal al día, totalizando aproximadamente de 240 a 300 pañales al mes. A medida que el bebé crece, esta cifra disminuye a un promedio de 6 a 8 pañales diarios a partir de los 3 meses. Elegir pañales adecuados y estar atentos a las señales de ajuste son clave. Además, los pañales reutilizables son una opción sostenible y económica. Estas consideraciones ayudan a los padres a planificar y cubrir esta importante necesidad del bebé.

0
    CARRITO
    Mi carrito está vacioVolver a la tienda
    Abrir chat
    💬 ¿Necesitas ayuda?
    Hola 👋
    ¿En qué podemos ayudarte?