Nuestra vida cotidiana ha parado estos días tal como la conocemos. Pero vuestros embarazos no, y vuestros bebés van a nacer, sin importar estados de alarma ni coronavirus, y van a necesitar ser alimentados. Por eso queremos ayudaros para preparar vuestra lactancia con consejos que os darán las claves para que vuestra lactancia materna vaya lo mejor posible.

n un momento como este, los beneficios de la Lactancia Materna son aún mayores si cabe, tanto por las defensas que le vas a pasar con tu bebé como por la fácil disposición de la leche materna (no vas a tener que depender de la farmacia o del súper para alimentar a tu bebé).

Cuando nace, tu bebé está preparado para mamar, ha practicado la succión y la deglución en tu útero, y su instinto le va a decir lo que tiene que hacer. Pero tú, mamá, no tienes ese instinto. Para nosotras amamantar es un comportamiento aprendido. El problema es que hemos perdido el lugar donde se suponía que debíamos aprender: nuestra tribu.

Antes vivíamos en familia, y las mujeres de la tribu se encargaban de la crianza de todos los bebés, casi de forma grupal. En ese contexto, tú habrías visto amamantar a varios bebés antes de tener al tuyo. Sabrías identificar si un bebé está comiendo bien o no. Sabrías amamantar de forma casi instintiva, de tan interiorizado que lo tendrías.

No es que no tengas familia. Seguramente tengas a tu madre o suegra o hermana o cuñada pendientes de ti todo el tiempo deseando que llegue el bebé. Pero lo que seguramente no tengas es la experiencia de haberlas visto a ellas amamantar. Y no hablamos de verlas amamantar puntualmente en una comida familiar. Hablamos de vivir la crianza en grupo, como lo hacíamos instintivamente en nuestros orígenes.

Y no sólo eso, seguramente también las mujeres de tu entorno te habrán contado sus experiencias. Muchas buenas, pero muchas también llenas de falsos mitos. Como que hay (muchas) mujeres que no tienen suficiente leche para sus bebés; que es normal que duela al principio; que hay que darle cada 3h; que si tienes pechos o pezones pequeños no podrás amamantar… y un largo etcétera.

Así que nace el bebé, y no sabemos casi ni cómo ponerlo al pecho. No sabemos si se coge bien o no. No sabemos cada cuánto es normal que mame. En realidad es que no sabemos cómo funciona el pecho; por qué, cómo y cuándo sale la leche. Quién decide cuánta leche sale, cuándo, y con qué composición. ¿Lo decide mi cuerpo? ¿O lo marca el bebé?

Por eso es importante buscar un lugar donde aprender todo esoUn curso o taller de Lactancia donde, como mínimo, te aclaren:

– La anatomía y fisionomía de la lactancia.
– El inicio, las primeras horas de vida del bebé.
– Posturas para amamantar.
– Signos de un buen agarre.
– Señales de alarma.
– Posibles problemas y soluciones.
– El papel del acompañante en la lactancia materna.

Comprendiendo estos puntos, tienes mucho ganado. Sabiendo como funciona el pecho, además, entenderás gran parte del comportamiento de tu bebé en sus primeros meses de vida. Sabrás por qué está programado para no separarse de ti, comprenderás que es puro instinto de supervivencia y que es perfectamente normal que se despierte cada pocoque coma cada menos, y que la cuna, la hamaca o los brazos de cualquier persona que no seas tú tienen pinchos.

¿Cuándo es el mejor momento para hacer un curso de este tipo? Cuando quieras en el embarazo. Cuánto antes sepas cómo funciona la Lactancia Materna, antes podrás tomar decisiones sobre la alimentación de tu bebé. Y tendrás tiempo también para ampliar conocimientos o resolver dudas si lo crees necesario.

Y, por otro lado, puedes leer libros sobre el tema o ver algún documental. Te aconsejamos:

– Un regalo para toda la vida, guía de Lactancia Materna, libro de Carlos González.
– Somos la leche, libro de Alba Padró.
– Amamantar, el verdadero significado de la Lactancia Materna, documental de Edulacta
que puedes ver gratis aquí: https://www.edulacta.com/documental-amamantar/

Y tú, ¿cómo estás preparando tu lactancia? ¿Qué conocimientos o experiencias previas tienes
de referencia? ¿Qué expectativas tienes?

Consulta nuestros cursos de preparación a la lactancia online y presenciales aquí.

0
    0
    MI CARRITO
    Mi carrito está vacio