El fular tejido o rígido, también llamado fular de tela, es un portabebés ideal para utilizar desde el primer día de vida del bebé, hasta el final del porteo. 

Gracias a la forma de entrelazar el tejido, en sarga cruzada, Jacquard o sarga diamante, entre otras, se adaptan muy bien al bebé y al porteador. 

Es el portabebés más versátil ya que puede ser colocado de múltiples formas diferentes: con el niño en el torso, a la espalda, en la cadera, posición cuna, etc. 

Un beneficio destacable de este sistema es que el peso se reparte entre los dos hombros, de forma que está indicado para largas sesiones de porteo. 

Otro punto a tener en cuenta es el hecho de que este tipo de fulares admiten una mayor movilidad del niño y un mayor contacto con el exterior, facilitando la recepción por parte del niño de estímulos externos y, por tanto, un más fácil conocimiento del entorno y más rápida adaptación al mismo. 

Este tipo de porteo, por tanto, garantiza una correcta posición para el buen desarrollo de la anatomía del bebé, además de promover y mejorar el desarrollo emocional, cognitivo y motor.

Aunque en un principio puede parecer complicado utilizar este sistema de porteo, la colocación de los fulares tejidos es cuestión de práctica y rápidamente deja de ser un inconveniente. Es muy fácil aprender a usarlos gracias a las Asesoras de porteo, cursos, talleres, etc.

Factores importantes a tener en cuenta al elegir fular tejido:

  • Ergonómico y adaptable 100% al bebé y al porteador.
  • Muy resistente y ligero.
  • Distribuye el peso del bebé entre cadera, espalda y hombros.
  • Tiene varias posiciones de uso.
  • Ideal para porteos más largos
  • Recomendado para abarcar desde el nacimiento hasta una edad avanzada.
  • Fácilmente lavable y secable.

Puntos Negativos del fular Tejido:

  • De todos los portabebés, probablemente los fulares tejidos sean los que más práctica y conocimiento necesiten. Tienen una gran cantidad de tela y debemos saber que hacer con ella.
  • Un buen portabebés tejido será menos económico que cualquier otro similar y es importante que en estos casos escojamos calidad sobre precio.
  • Inevitablemente van a ocupar más espacio que otros fulares. No es una desventaja como tal pero es un aspecto a tener en cuenta también.

Variedad de tejidos en los fulares portabebés

Existen infinidad de tejidos utilizados en estos fularesalgodón, gasa, tela orgánica, etc. y están pensados también para temperaturas más calurosas y que no se conviertan en un estorbo a la hora de portear.

Si bien es cierto que ofrecen una variedad amplia de posiciones y usos, también es necesario conocer diferentes tipos de nudos para ellos. No son tan simples como los elásticos pero ofrecen esa versatilidad que, una vez dominada, ofrece muchísimas ventajas.

Podemos encontrarlos en el mercado siempre categorizados en distintas medidas y tallas. Existen muchos tamaños y longitudes de tela y por lo general oscilan entre los 2.5 m y los 5 m (también los hay de mayor tamaño). Aun así con el mismo fular de este tipo, diferentes porteadores podrán llevar al bebé sin necesidad de adquirir más de uno, simplemente habrán de ajustarlo y anudarlo cada vez que cambie el porteador.

Este tipo de porteo, por tanto, garantiza una correcta posición para el buen desarrollo de la anatomía del bebé, además de promover y mejorar el desarrollo emocional, cognitivo y motor.

Aunque en un principio puede parecer complicado utilizar este sistema de porteo, la colocación de los fulares tejidos es cuestión de práctica y rápidamente deja de ser un inconveniente. Es muy fácil aprender a usarlos gracias a las Asesoras de porteo, cursos, talleres, etc.

Elegid siempre el largo de fular que permita hacer la mayor cantidad de nudos a aquel cuidador que vaya a portar más a menudo. Nuestra experiencia nos dice que es la mamá. Si el papá es mucho más grande de tamaño, siempre puede aprender a hacer nudos de menos capas. Pero para la mamá es incómodo estar arrastrando siempre fular “de más”. Si luego se ve que realmente el papá portea tanto como la mamá, pues os podéis plantear comprar un fular más largo para él, u otro portabebé diferente para tener más opciones de porteo. 

Si tienes posibilidad de probarlo, tocarlo y practicar con él antes de comprarlo, seguro que aciertas en tu elección. Nuestras asesoras te ofrecen la oportunidad de poder probar y aprender a utilizarlos, en nuestros talleres de porteo o contratando una asesoría, pide más información en este enlace

0
    0
    MI CARRITO
    Mi carrito está vacio