¿Quieres portear a tu bebé desde el nacimiento? ¿Has pensado alguna vez en dar el pecho mientras porteas dando un paseo o tomando algo en una cafetería? ¿Tu bebé ya camina y en los paseos a ratos va en brazos y otros en el suelo? La bandolera es un portabebés que puede serte útil.

Las bandoleras son uno de los portabebés más sencillos de utilizar. Una de sus características más importantes es que el peso del bebé se carga en diagonal, desde un hombro pasando por la espalda y acabando en la cadera opuesta al hombro, lo que hace que el reparto del peso sea asimétrico. Por ello se acostumbra a utilizarla durante periodos de tiempo cortos o en combinación con otro portabebés.

La recomendación es que practiques el porteo con ambos hombros para no provocar ninguna sobrecarga muscular en la espalda. Aunque no es tarea fácil, dependerá de si eres zurda o diestra y si utilizas la bandolera para hacer alguna tarea o solo pasear.

Permite dar el pecho al bebé de manera segura y cómoda

Es ideal para dar el pecho a tu bebé en posición semitumbado (horizontal) cuando es pequeño y erguido (vertical) a medida que vaya creciendo.

La bandolera se compone de una tela de unos 60-70cm de ancho y de entre 1’5-2’5m de largo, con una pareja de anillas cosidas en un extremo.

Escoge la tela, anillas y plegado que mejor se adapte a tus necesidades

Hay una gran variedad de telas entre las que escoger tu bandolera perfecta. Los hay de:

– Tejidos simples o naturalesalgodón (suaves y fáciles de ajustar, recomendables desde el nacimiento hasta los 9 meses), lino (algo más asperas, pero muy resistentes, puede utilizarse con niños de hasta dos años) o seda (manejables y fáciles de ajustar, transpiran menos, aunque son muy elegantes y pueden utilizarse hasta los doce meses).

– Tejido artificial tipo solarweave: son las bandoleras para portear en el agua, se secan muy rápido y protegen contra los rayos ultravioletas.

– Tejidos de fular: al igual que con los fulares dependiendo si son de sarga cruzada, jacquard, la mezcla de hilos con la que esté confeccionada y el grosor hará variar el sostén de la bandolera y su facilidad para deslizar entre las anillas.

En cuanto a las anillas debes tener en cuenta que sean de aluminio, de una sola pieza y sin soldaduras para que no puedan abrirse y evitar así posibles accidentes. Que tengan cierta resistencia al agua ya que muy probablemente tu bebé algún día las chupe. Las hay de muchos colores y dan múltiples combinaciones con los estampados de la tela. También las hacen de Nylon para las bandoleras de agua.

Y por último podrás elegir el plegado de la tela sobre las anillas, es decir, la forma en la que está cosida la tela al salir de las anillas. El plegado que más se utiliza es el de abanico o Sakura, en el que la tela sale ya extendida desde las anillas, facilitando que se extienda por una gran parte de tu espalda y el peso del bebé se reparta mejor.

Otros plegados que puedes encontrar entre otros son: el de Tablas (muy vistoso estéticamente pero con menor reparto del peso) y el tipo Kalea (parecido al de tablas pero con un trozo de tela suelto en medio, se depliega más sobre el hombro y se moviliza menos arriba y abajo que el Sakura).

Consejos útiles para manejar la bandolera sin problemas

Una de las dificultades comunes en el uso de las bandoleras es aprender a ajustar la tela al bebé y deslizarla entre las anillas. Además del tipo de tela que escojas hay varios trucos que te podrán ayudar a «domar» tu bandolera:

1. Lavarla un para de veces en la lavadora antes de portear.

2. Plancharla con vapor para que las fibras de la tela pierdan el apresto inicial.

3. Trenzar o enrollar la tela para hacerla más manejable.

4. Repartir bien la tela en la anilla y tirar de una pequeña sección cada vez.

5. No dejar demasiado tejido suelto, sobre todo si tu bebé es pequeñito.

6. La primera vez que la utilices elige un momento en el que tu bebé esté tranquilo y contento, todo lo nuevo es mejor probarlo con un estado de ánimo positivo.

Si tienes posibilidad de probarlo, tocarlo y practicar con él antes de comprarlo, seguro que aciertas en tu elección. 

Nuestras asesoras te ofrecen la oportunidad de poder probar y aprender a utilizarlos, en nuestros talleres de porteo o contratando una asesoría, pide más información en este enlace.  

0
    0
    MI CARRITO
    Mi carrito está vacio